Curso “Casi todo en Diexismo”: Botones de control del receptor

HILVERSUM - RNW Wereldomroep en Alticom telecommunicatietoren in het media park. ANP XTRA NILS VAN HOUTS

Botones de control del receptor

Por  Jim Vastenhoud

Cada receptor de radio está equipado con un determinado número de botones, teclas o comandos, y posee un dial e incluso un indicador de fuerza de señal. Algunos de dichos botones o controles se explican por sí mismos: por ejemplo el botón del dial le sirve para buscar las estaciones, el botón de selección de longitud de onda le sirve para determinar la banda que quiere sintonizar, el control de volumen le permite determinar el nivel exacto del sonido (¡nunca emplee un volumen muy alto escuchando la onda corta!), y los botones de agudos y bajos le sirven para dar brillo u opacar la señal recibida. No obstante, algunos otros botones de control tienen indicaciones que no son tan fáciles o claras, y muchos de ustedes se preguntarán para qué sirven dichos botones, y  si son o no necesarios por lo general.

En esta lección queremos tratar de dichos botones que usted puede encontrar en su receptor y que en realidad son necesarios y útiles para llevar adelante el hobby del diexismo.

1. El sintonizador de antena o “Antenna trimmer”

Algunos receptores ofrecen la posibilidad de adaptar el circuito de entrada de la antena del receptor a una antena receptora de propiedades eléctricas. Ese control es llamado “antenna trimmer” o sintonizador de antena, y puede venir en el receptor en la forma de un pequeño botón en la parte delantera del receptor o en forma de tornillo en la parte posterior. Por lo general, el sintonizador de antena está ajustado sólo al tipo de antena conectada al receptor.

2. Amplitud de banda, control de amplitud de banda

La amplitud de banda de un receptor (no tiene nada que ver con el ensanche de banda) es la banda de frecuencias, que después de haber sido seleccionada con el control de sintonización es ampliada por las etapas intermedias de frecuencia del receptor, es decir que todas las otras frecuencias son rechazadas y no pueden pasar esa etapa de amplificación. Por consiguiente, estas no alcanzan el parlante del receptor. Los aparatos antiguos pueden tener una amplitud de banda de 16 Khz., y los tipos menos antiguos tienen una de 9 Khz., aunque los receptores más modernos reducen su amplitud de banda a 6 e incluso 5 kHz. Y en vista de que la amplitud de banda es igual a dos veces el alcance del audio se puede decir que un receptor con amplitud de banda de 16 Khz. pasa todas las frecuencias de audio hasta los 8 Khz. lo cual resulta en una excelente calidad de sonido. Las amplitudes de banda más reducidas producen una menor fidelidad del sonido aunque tienen una mejor selectividad. Tipos anticuados de receptores vienen a veces equipados con un filtro de cristal. Ese es un filtro muy agudo que en realidad sólo es apropiado para las operaciones telegráficas, cuando se requiere una amplitud de banda muy estrecha para separar las estaciones. Otros tipos de receptores viejos están equipados con una variable amplitud de banda. En ese caso usted puede adaptar la selectividad para obtener un mejor rendimiento, ya sea una selectividad más aguda para eliminar otras estaciones o una buena fidelidad de sonido si no hay interferencias de canales adyacentes. El selector de amplitud de banda tiene por lo menos dos posiciones. Otro aditivo bastante útil es el así llamado filtro notch o filtro de muesca. Este es un filtro muy angosto y agudo el cual por lo general es sintonizable dentro de la banda de paso del receptor y es empleado para anular interferencias heterodinas las cuales se presentan cuando dos transmisores están operando en casi la misma frecuencia y son recibidos por lo tanto simultáneamente.

3. Control automático de ganancia, Control RF de ganancia

Cada receptor de radio viene equipado con un simple circuito llamado AGC (automatic gain control) o sea, control automático de ganancia. Este sirve para mantener constante el nivel de audio del receptor mientras se sintonizan las emisoras, a pesar de que las señales recibidas difieran enormemente en fuerza. Los receptores profesionales o semi-profesionales, lo mismo que los empleados por los radioaficionados vienen equipados a menudo con una palanca para apagar el circuito AGC. En tales casos, el nivel de la señal recibida deberá ser controlado manualmente empleando el control RF de ganancia, el cual en realidad regula la amplificación de la primera etapa, luego de que la señal penetre en el receptor. En algunas ocasiones el control RF de ganancia es empleado en combinación con un control automático de ganancia que no se puede desactivar para tratar a las señales demasiado fuertes o para la recepción de señales débiles en las cercanías de señales fuertes en la banda sintonizada. El control RF de ganancia es empleado para controlar o prevenir la modulación cruzada, que es cuando la señal fuerte que no se desea interfiere a la débil que se quiere sintonizar.

En algunos receptores más sofisticados el AGC (a veces llamado AVC “automatic volume control” control automático de volumen), puede ser adaptado para proporcionar el mejor rendimiento del aparato bajo las diversas condiciones de desvanecimientos. El selector AGC puede por lo tanto traer las posiciones de: fast-slow-off (rápido-lento-apagado). Algunos receptores, apropiados para la recepción de transmisiones en banda lateral única o SSB (por ejemplo para radioaficionados) tiene una base especial lateral AGC con un tiempo rápido de sintonización y un tiempo lento de desintonización para poder enfrentarse al problema de la sintonización de un control de voltaje de corriente continua de una señal de SSB o banda lateral única.

4. Limitadores de ruidos

Los así llamados limitadores de ruidos, a veces indicados como ANL (automatical noise limiter, limitador automático de ruidos) es por lo general un control que corta las interferencias locales que tengan un nivel mayor al del audio. En los limitadores de ruidos no automáticos, la eliminación de la interferencia deberá hacerse manualmente de acuerdo a la necesidad.

Algunas veces el receptor trae un eliminador absoluto de ruidos. Este puede ser considerado como un eliminador ideal de interferencias. En ese caso, el ruido es eliminado inmediatamente que se presenta la interferencia local (causada por ejemplo por motores eléctricos o vehículos que pasan en ese momento). La eliminación del ruido se presenta en forma de “vacíos” apenas perceptibles al oído si son de corta duración.

¿Por qué una angosta amplitud de banda es relativamente importante para la escucha de la onda corta?

292 total views, 1 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *