Curso “Casi todo en Diexismo”: El diexismo en onda media / Radio Nederland

El diexismo de onda media

Por Jim Vastenhoud

Mejor que recordar las causas de la propagación en onda media en términos de capas reflectoras y su correlación con la posición del Sol, nos ocuparemos de algunos datos prácticos referentes a la conveniencia y posibilidad de que las señales de onda media viajen más allá de su área de cobertura regional.

La radiodifusión en onda media tiene lugar en la banda Standard de difusión, una parte del espectro de frecuencia media que se extiende de 525 a 1.605 Khz. (571 y 187 metros). En las regiones 2 y 3 (América, Australia), la radiodifusión entre las frecuencias de 525 y 535 es compartida con otros servicios.

La banda de onda media está evidentemente asignada para cobertura regional o incluso local, como puede deducirse de la distribución de las emisoras de onda media alrededor del mundo.

La cobertura más fiable es efectuada por la onda terrestre. Por regla general puede decirse que, en ausencia de interferencias y con una emisora de potencia moderada el alcance de la onda terrestre de un transmisor de

onda media, expresada en kilómetros es igual a su longitud de onda en metros. De aquí se deduce claramente que una emisora que funcione en 500 metros (0,6 MHZ) tiene una cobertura hasta 500 kilómetros a contar desde su antena transmisora.

Como hemos dicho, ésta es una regla general. Las emisoras de alta potencia pueden alcanzar mucho más, en tanto que la propagación también es influida favorablemente y parte de su trayectoria es sobre el agua. Por otra parte, los transmisores que operan en la misma frecuencia, o próxima a ésta, tienden a limitar el alcance de un transmisor de onda media.

La mayoría de las antenas transmisoras para la onda media, son simples mástiles verticales en media onda, y el diagrama resultante de cobertura es aproximadamente circular si el terreno no presenta irregularidades. La cobertura de la onda terrestre depende de la absorción de la señal, el contacto terrestre y es aproximadamente estacionaria durante el día y la noche. Desde este punto de vista, las posibilidades para el diexismo son limitadas.

Durante las horas del día la propagación en onda media puede considerarse como limitada a la propagación de la onda terrestre, ya que la onda ionosférica es absorbida por varias capas ionosféricas de baja altitud (60
-100 kilómetros). Después de puesto el Sol, dichas capas se disuelven bastante rápidamente y la absorción se reduce con celeridad. Entonces la propagación ionosférica de las señales en la banda de radiodifusión de onda media hace que se propaguen mucho más lejos.

Consideradas técnicamente, podemos distinguir las siguientes áreas regulares de cobertura de la onda ionosférica (repetimos con una potencia razonable de transmisión – 100 Kw. o más – y un canal exento de interferencias):

– para la onda media corta (1.200 – 1.605 Khz.) una cobertura durante las horas nocturnas de 1.000 kilómetros aproximadamente.

– para la onda media intermedia (700 – 1.200 Khz.) una cobertura durante las horas nocturnas de 800 kilómetros aproximadamente.

– para la onda media larga (535 – 700 Khz.) una cobertura de onda ionosférica más bien despreciable. También, la interacción entre las ondas terrestres e ionosférica tienda a producir zonas de desvanecimiento.

Esta división, que es una versión “suavizada” de las ideas predominantes en la conferencia de onda corta de 1975 celebrada en Ginebra, le dará a usted una idea acerca de las características de propagación regulares de la onda ionosférica de las emisoras de onda media.

El diexismo de onda media es, en las áreas densamente habitadas de la Tierra, frecuentemente una cuestión de paciencia y perseverancia; paciencia para esperar que surjan las condiciones adecuadas y perseverancia para sentarse durante las noches a esperar que las emisoras de la región cierren con objeto de poder captar una emisoras lejana en el canal. Bajo estas condiciones, las posibilidades se mejoran cuando existe una gran superficie de agua en el camino entre el transmisor y el receptor.

Para aumentar sus posibilidades, necesita usted por lo menos un receptor sensible y una antena exterior en “L” o de cuadro. Tenga en cuenta las pérdidas de señal entre la antena y el receptor y suprima también lo más posible la interferencia local procedente de motores eléctricos, vehículos o alumbrado fluorescente. Asimismo, mantenga el volumen del aparto un poco bajo para evitar que la sonoridad de una estación potente enmascare la débil presencia de una emisora débil o muy lejana.

Para concluir, quisiéramos llamar su atención sobre las posibilidades de corta duración para las escasas capturas diexistas en onda media durante los períodos de transición entre día-y-noche. Cambios rápidos en las capas ionosféricas producen fenómenos de fading, que pueden anular una emisora próxima ofreciendo así recepción a otra, lejana en la misma frecuencia.

En esta lección se han mencionado tres límites aproximados: para las ondas terrestre, para la propagación de la capa E y para la de la capa F. Cítelos.

394 total views, 1 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *