El Código SINPO

Originalmente Publicado en el Boletín MUNDO-DX

Por P. Garcia EA3-042 y J. Montpeo EA3-018

Al ser el SINPO una abreviatura que esta formada por varias iniciales del Código Q, es lógico que cada radioescucha tenga una particular idea de lo que pueda ser una buena calidad de recepción.

Para ello se ha establecido una generalización en las maneras de apreciar esta información. A pesar de todo al no disponer, por el momento, de una apreciación o ejemplo grabado, no resulte muy fácil de apreciar, lo más problemático es la indicación de la “intensidad de la señal” ó “S”. Para su exacta calibración deberiamos disponer de un instrumento de medición o S-METER, que por lo general para nuestra ayuda lo llevan la mayoria de los receptores modernos, pero el principiante que es al que nos dirijimos, normalmente no lo disponen al escuchar con receptores antiguos o dedicados al gran público. Damos por ello normas para su calibración.

Se debe sintonizar una emisora local, o la más cercana en onda media y regular el control de volumen para una agradable escucha y tomar nota de la posición de dicho control. Ello debe corresponder a un S = 5, luego buscar en onda corta preferentemente en 49 metros (5,6 a 6,2 MHz) para una similar calidad. Esta escucha debe realizarse a partir de unas dos horas después de la puesta de Sol y preferentemente de una emisora europea, luego buscar en la misma banda una emisora muy débil y tomar nota para su escucha con la misma intensidad de audio en el control de volumen. Esta posición debe marcarse en un valor de S = 1 como se debíó marcar a la de la máxima potencia como un S = 5 y graduando las posiciones intermedias para el mismo sistema.

Hoy en día y debido a la gran cantidad de receptores que incorporan un S-meter esta apreciación se ha visto muy facilitada, pero la indicación es en unidades hasta S = 9 y luego unas fracciones de +20 y +40, para ello damos unas equivalencias:

De lo que se deduce que dar como S = 5 a una emisora tendría que llegar con una intensidad similar a una emisora de OM “local” por lo que creemos que la mayoría de informes deberían de efectuarse con un mayor rigor, lo que incrementarían el valor de S = 4 en detrimento de un exagerado S = 5, del que solamente un 10% de las emisoras nos llegan a los diexistas en todo el espectro radiofónico.

“INTERFERENCIA” o “I”. Las interferencias son pertubaciones que las ocasionan otras emisoras. Generalmente suele tratarse de un silbido agudo e incluso escuchar la emisora interfiriente con más o menor intensidad.

Si no hay interferencias de emisoras en el mismo canal o en los vecinos, se valoriza con un “5”. El valor “1” se utiliza cuando la estación apenas se escucha. Los valores intermedios, se calculan según afecte la interferencia el grado es inteligibilidad.

En el caso de existir interferencias se debería de indicar las máximas apreciaciones posibles, en los informes que enviamos a las emisoras, se detallan en el apartado de observaciones, es de utilidad para ellas el saber:

1) Si la interferencia es producida por otra estación.
2) Que emisora interfiere, cual es su frecuencia ( En el mismo canal o en los vecinos).
3) Si la interferencia es provocada por otro tipo de radio-estaciones, como utilitarias, radiofaros, télex, telégrafos, etc.

Tambien existen unas interferencias producidas expresamente, normalmente por motivos políticos. Se denominan “jamming” se escuchan como un fuerte zumbido o como una sirena de doble tono interrumpiendose a intervalos.

“RUIDO” o “N”. En este apartado no deberian solamente incluirse las interferencias causadas por tormentas o ruidos producidos por descargas eléctricas, sino todas las interferencias locales debidas la existencias de todo tipo de aparatos eléctricos, tanto industriales como domésticos. Pero en la mayoría de los casos es imposible el poder averiguar donde se generan tales perturbaciones. Toda clase de ruidos crujientes y zumbidos continuos y uniformes pertenecen al apartado “N”.

“PERTURBACION” o “P”. La intensidad de campo de casi todas las emisoras de Onda Corta susceptibles de ser recibidas por nosotros esta sometida a variaciones. Estas son debidas a los continuos cambios que afectan a las condiciones de propagación. Este fading puede producirse a un ritmo más o menos acelerado y con profundidades variables, pudiendo ir desde la desaparición total de la emisora durante algunos instantes hasta ligeras variaciones. Este fenómeno es conocido como “Fading”.

Se dará un valor de 5 cuando se haya escuchado la emisión con una misma intensidad o sea sin fluctuaciones, desvanecimientos o aumento. Si se hubieran producido alguna pequeña variación (menos de 5 veces) recibirá un “4”, si esta es rápida (entre 5 y 15 veces por minuto) el valor sería un “3”, con un 2 sería que perjudicarà mucho la escucha (entre 15 y 40 fluctuaciones) y si la emisiòn fuera perjudicada (más de 40 veces por minuto) de tal manera que fuera imposible su escucha o se escuchara solamente a ráfagas muy distanciadas el valor a dar es el de “1”.

“RESUMEN ó “O”. El último grupo es el más importante, por constituir al mismo tiempo un resumen de las apreciaciones precedentes. Para una estación que se reciba con una excelente intensidad de señal, sin perturbaciones, sin fading y sin ruido, se valorará como “5”. Diremos que nunca se dará como “0” un valor más alto que el más bajo de cualquiera de las otras apreciaciones, o sea un SINPO 43554 es incorrecto, siendo el correcto unos valores de 43553.

sinpo

1,396 total views, 1 views today

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *